Follow by Email

Búsqueda personalizada

12 abr. 2008

MERCÈ RODOREDA, su pluma, su pincel y su aguja. I

Mercè Rodoreda
(Barcelona 1908-1983)
-Su biografía aquí
-Si os apetece un paseo interactivo, aquí


Celebramos este año el centenario de esta autora que ocupa un lugar ilustre dentro de la literatura catalana y en conmemoración a ello abundan en estas tierras las actividades que la recuerdan y dan a conocer a aquellos que, como yo, nunca la oyeron nombrar en ninguna clase de literatura, y os aseguro que fueron muchas, porque se daban 300 km más allá, en terreno de lengua castellana y dónde sí nos hablaban de Shakespeare, de Dante, Ovidio o Voltaire, por nombrar algunos, pero pocos en lengua catalana, gallega o vasca también lenguas oficiales en nuestro variado país.

Aunque ya hablaba catalán, un tanto pintoresco para algunos centralistas, pero catalán al fin y al cabo, a regañadientes y refunfuñando y en contra de mi apetecer del momento, me dediqué largo y tendido durante un tiempo al estudio de esta lengua con el único objetivo de conseguir el título que me abriese puertas en la selva laboral.

No pasó mucho tiempo, he de reconocer, para que en mis escritos se mezclasen ambas lenguas fluyendo hermanas y en intensidad semejante. Así, cuando descubro prosas exquisitas no dudo en adentrarme y explorar estos nuevos escritores que nadie me presentó y que se desvelan poco a poco.

Mercè, escritora autodidacta, con una gran vocación, pronto formó parte del mundillo cultural de la Barcelona de los años 30. Más tarde como otros muchos y exiliada en Francia buscará la manera de sobrevivir: coser, bordar y tejer.

En su biografía me detengo cuando leo que los intelectuales catalanes fueron acogidos con todos los honores por un comité universitario que los instalará en La Maison des étudiants. Por esa época otros refugiados españoles correrán peor suerte instalados en los barracones de las costas francesas en campos miserables, entre ellos mi abuelo y su cuñado que se hallaban embarcados en un viaje sin retorno.


En la turística playa d'Argelès sur mer (Francia) no queda rastro de los campos. (+)
Estuvimos siguiendo la ruta en el verano del 2005 y sólo encontramos algunos recuerdos: esta exposición, un cementerio, una calle, algún monumento... en la calle los más mayores dicen que no recuerdan...


Aunque dice que Mercè lo pasó mal, nunca tan mal como los que no volvieron. Mi recuerdo para ellos y mis flores también.

Rodoreda igual cose que escribe, teje punto a punto al unísono que su cabeza inventa nuevas historias; investiga jugadas del lenguaje con la misma habilidad que da forma a un camisón de encaje.

Así que la elijo para que ilustre algunos de mis trabajos a la vez que yo colaboro en dar a conocer los suyos.

7 comentarios:

neike dijo...

2008 es el centenario de Mercè Rodoreda, pero además hoy 13 de abril se cumplen 25 años de su muerte.

Blanca dijo...

Yo tampoco la conocía..., estos enlaces me van a permitir acercarme a ella.
Me parece un bonito homenaje !!!!
Gracias.

Carmen Tye dijo...

Gracias por compartir todo!
Conozco y no me termina de sorprender tu habilidad creativa, pero a esta persona no la conocia

Mil Gracias!
besitos

lola dijo...

Carmen, muy interesante todo lo que expones, además tocas un tema con el que estás muy sensibilizada. Pasaré por aquí con más calma para ir leyendo los enlaces. Muy buen trabajo. Un beso.

Mar dijo...

Me sumo a lo que dice el resto: Es un bonito homenaje.
Sí veo que compartimos aficiones pero tu estás más adelantada... je, je.
Besos

Encarna dijo...

Hola preciosa ¿os llueve por fin? espero que sí, y del manzanares jajajaj menudo trasvase jajajajaj pos está fino jajajaj
besotes muak

Carmiña dijo...

Hola Carmen,
yo no tengo ningún problema con eso de compartir el agua, ...pero que no no me oiga mi marido