Follow by Email

Búsqueda personalizada

10 abr. 2007

Guantes. Un poco de historia

ImageChef.com - Create custom images

En la mitología griega ya encontramos mencionados los guantes cuando las tres Gracias socorren a Afrodita envolviéndole las manos cuando ésta se lastima con espinas.

Seguramente los habitantes de zonas muy frías ya los utilizaban para resguardarse del frío desde muy antiguo.



ImageChef.com - Create custom images


Entre los egipcios fueron considerados atributos de faraones.

Durante la Edad Media formaban parte de la vestimenta de los caballeros y solían ser de malla de acero.
Símbolo de poder y nobleza, complemento indispensable en ceremonias de investidura. (Cuando un terrateniente daba tierras a otro le entregaba junto con las escrituras unos guantes.)
Recordemos la expresión arrojar un guante” que significa retar a alguien.

Las damas no los usaban entonces; empiezan a utilizarlos sobre el s.IX realizados en tela, piel de diversos animales, y se engalanaban con multitud de adornos como perlas, botones, encajes o gemas.
Incluso se perfumaban con esencias (aceite de azahar, rosas, jazmín, ámbar…)
(Recordemos la expresión "suave como un guante")

En el s.XII España, Italia y Francia fueron grandes productores de guantes.

Catalina de Médicis (1529-1589) hizo que se le confeccionasen guantes impregnados de veneno para después regalarlos a personas no apreciadas que quería eliminar y que morían cuando el veneno era absorbido por sus cuerpos a través de la piel.

Ana Bolena, tenía seis dedos en una de sus manos y para ocultarlo usaba unos guantes especialmente diseñados. Quiso imponer la moda de llevar guantes en casa pero no lo logró.

Una variante de los guantes son los Mitones




Eran guantes sin dedos que empezaron utilizándose para proteger las manos durante el trabajo y acabaron convertidos en prendas de lujo en los s.XVIII y XIX.

Los guantes ya sea realizados en piel, blonda, calceta, ganchillo y utilizados con diferentes usos y ocasiones hoy en día siguen en boga.


Estos en encaje de bolillos los reservamos para ceremonias.






trabajos de Carmen Valén

2 comentarios:

lola dijo...

Hola Carmen, que blog tan interesante tienes, como diría mi hija que guay

Carmen Llop Valén dijo...

hola Lola, gracias por tu comentario. No te contesté antes porque hemos estado ocupados con un tema familiar. He pensado enlazar tu blog si te parece bien.